Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 agosto 2010

Participo en el debate sobre las primarias del socialismo madrileño desde el respeto a la decisión democrática de una militancia que siempre me trató con un afecto impagable, y en representación exclusiva de mi humilde persona, de la experiencia acumulada tras muchos años de intenso trabajo político en Madrid y del compromiso firme de colaborar en la causa de recuperar esta región para el progreso.

Hasta ahora, tal debate se ha visto trufado por asuntos de interés indudable, como el nivel de autonomía exigible para las federaciones de ese proyecto común que es el PSOE, y también por polémicas sorprendentes, como la legitimidad del secretario general del PSOE para opinar y hacer propuestas en las candidaturas o el grado de alejamiento de unos y otros respecto a los “aparatos” que a todos han de servir.

Sin embargo, para acertar en la respuesta al debate es preciso primero acertar en la pregunta. Y la pregunta que importa no es ¿quién manda más, Callao o Ferraz?  ¿O de quién partió tal o cual propuesta? ¿O qué puesto nos merecemos tú o yo? La pregunta que importa es: ¿Con qué candidatos podemos los socialistas obtener un mayor apoyo social para volver a gobernar Madrid? Y, a mi modesto entender, la respuesta es clara: Trinidad Jiménez y Jaime Lissavetzki.

El objetivo a no perder de vista es, por tanto, el de ganar las elecciones en mayo de 2011. Es una meta posible, porque en 2003 -con Trini en el ticket electoral- ya obtuvimos un resultado que nos permitía gobernar, porque en los últimos años los socialistas hemos hecho un buen trabajo y porque la derecha experimenta el desgaste que corresponde a su gestión deficiente.

Pero el objetivo de ganar no solo es posible, también es necesario. Nuestra Comunidad encabeza los rankings de deterioro económico y de crecimiento del paro; los servicios públicos y las políticas sociales retroceden en calidad y en equidad; y las instituciones democráticas se resienten por la multiplicación de casos de corrupción y fraude. En consecuencia, ganar Madrid para el progreso no solo ha de ser un objetivo de ilusión para los socialistas madrileños. Tenemos la responsabilidad de hacer todo lo que esté en nuestra mano para que los ciudadanos de Madrid disfruten del gobierno que merecen.

Ya contamos con buenas ideas y buenos programas, tenemos un gran partido en Madrid con equipos listos para gobernar, y disponemos de la referencia ejemplar del Gobierno socialista de Zapatero. Ahora hay que elegir democráticamente a los candidatos que mejor puedan ayudarnos a ganar y a gobernar. Todo lo demás es secundario y debe ser subordinado, incluidas las lógicas expectativas y los legítimos intereses parciales de todos nosotros.

Trini hizo un gran trabajo en Madrid y ha cosechado éxitos reconocidos socialmente en el Gobierno de España. Jaime contribuyó a crear la Comunidad del bienestar social que la derecha desmonta día a día, y ha sido el artífice de la edad de oro del deporte español. Con todo respeto para los merecimientos indudables de otras opciones, creo que son los mejores para encabezar las candidaturas. Porque se trata de ganar.

Anuncios

Read Full Post »